Nadie es perfecto. Es difícil ser un ultra-maratonista, fundador de startup, medallista fields y nobel, buen padre y buen esposo. Probablemente también es aburrido, pero estoy muy lejos como para saberlo. Hacer todas las tareas diarias que deberíamos no es fácil, y mantener una rutina es -aceptémoslo de una vez por todas- aburrido. Esto hace que frecuentemente sintamos que no estamos avanzando en la vida.

Una aproximación más realista y efectiva es tener una rotación de rutinas. Ponerse un objetivo y una cierta cantidad de tiempo. Enfocarse y obsesionarse hasta lograr ese único objetivo. Algunas ideas:

  • Aprender portugués en 2 meses.
  • Tomar todos los cursos de Deep Learning que puedas en coursera por 3 meses.
  • Hacer una página web y escribir 10 posts en 6 semanas.
  • Mirar en netflix el top 20 de películas en IMBD en 2 meses.
  • Hacer una rutina de deporte durante 4 semanas. Meditar a las 6 am todos los días por un mes.

Tener una rutina óptima está sobrevalorado. Hacer cambios seguidos es más natural y siempre más entretenido. La clave es hacerlo deliberadamente, y no al azar.