Hace casi 2 años, en la última semana del año 2019, me puse a pensar en las cosas de las que me arrepentiría de no haber hecho. Una sobresalía por ser una gran deuda pendiente: nunca había participado en una PyCon. Había visto algunas charlas en línea de temas que quería aprender pero tenía la impresión que eran sólo para los desarrolladores expertos. ¡Cuán equivocado estaba! Era el síndrome del impostor en toda su gloria: para ese entonces, ya llevaba unos 10 años desarrollando en Python, había creado algunos softwares, bibliotecas de computación científica con numpy, y me encantaba el lenguaje. Sin embargo, no me consideraba un verdadero desarrollador: nunca había colaborado en un proyecto Open Source y no formaba parte de ninguna comunidad. Aún así, la curiosidad y ganas eran más grandes, y en un momento de impulsividad me inscribí en la PyCon Colombia. Ya después arreglaría el tema de los pasajes y estadía.

Algunos días más tarde, averigüé más sobre el evento. Todavía estaba abierta la llamada a charlas, y me atreví a postular. Total, era difícil que aceptaran mi charla, y al menos podría decirme a mí mismo que lo había intentado. El tema que propuse era un problema muy específico: cómo hacer encuestas interactivas en una presentación con Jupyter Notebooks y la extensión rise. Un tema para el cual no había encontrado información en internet. Era la charla que me hubiera encantado escuchar y que nunca había encontrado. Para mi sorpresa, la postulación fue aceptada y ya no tenía excusas para no ir. ¡Medellín, allá vamos! Eran todavía los tiempos de las conferencias presenciales.

Me es difícil describir cuán importante y transformadora fue esa PyCon. Primero que nada, me ayudó a entender que la comunidad de Python es tremendamente receptiva, inclusiva y diversa: hay espacios para todos los interesados, desde quienes comienzan a quienes definen el lenguaje, y que las aplicaciones de Python recorren todas las industrias y temáticas. Fue fascinante compartir mi geekismo con otras personas y encontrar pares en las charlas, además de ir a keynotes de los cuales aprendí muchísimo, y tener la posibilidad de hablar con grandes referentes personales como Fernando Pérez (Ipython y Jupyter) y Wes McKinney (pandas).

Lo que más me sorprendió fue que toda la gente era completamente normal: nadie se las daba de estrella, y podías entablar conversación con cualquiera. Lo disfruté tanto que me arrepentí de haberme perdido las conferencias anteriores. ¡Cuánto tiempo había perdido por no haberme atrevido antes!

Desde entonces he participado en más eventos y siempre ha sido una experiencia transformadora: desde descubrir nuevas bibliotecas, aprender algún nuevo truquillo de Python, compartir mis intereses, expandir redes de contacto y un largo etcétera.

He dado algunas charlas adicionales, en PyCons de Chile, Argentina y Latam. También he sido rechazado en muchas otras, como en la Jupyter Con. ¿Y saben qué? No pasa nada. La vida sigue, de los rechazos he aprendido que mi propuesta no estaba suficientemente madura como para ser presentada. Y punto. No hay que darle más vueltas. Como todo, creo que mis charlas mejoraron con el tiempo gracias a la retroalimentación y el aprendizaje. Mi última charla en la PyCon Chile, sobre la biblioteca streamlit con la que estaba comenzando a jugar, llamó la atención de la comunidad y ahora me encuentro colaborando con los creadores y su comunidad. Algo que sin duda, jamás me imaginé podría pasar.

Seguramente te estás preguntando ¿y qué podría aportar yo en una PyCon? Cada uno tiene experiencias, fortalezas y opiniones diferentes. No puedo responder esa pregunta por tí, pero estoy seguro que hay una charla dentro de tí esperando salir. Postula una charla sobre algo que realmente te apasione. Que sea ese tema con el que aburres a tus compañeros de trabajo y del que siempre estás leyendo algo. Puede ser una biblioteca, metodologías, problemas en específico o temas de comunidad. Lo importante es que puedas transmitir tu entusiasmo. No hagas una charla sobre un tema sólo porque es popular. Preséntalo a tu manera. Hazlo entretenido. No es una conferencia científica ni una clase, sino más bien una reunión entre amigos y personas del mismo interés.Te darás cuenta que, además de aportar a la comunidad, recibirás muchísimo de regreso.

Postula tu charla acá: https://pycon-2022-production.herokuapp.com/2022/speaking/charlas/