En línea con el libro de “Trillion Dollar Coach”, habla sobre cómo la vulnerabilidad nos conecta como humanos. Los 3 regalos de la imperfección son el coraje, la compasión y la conexión, en una invitación a vivir de manera más auténtica: aceptarnos con nuestras imperfecciones, abrazar nuestros gustos y excentricidades, y dejar de aparentar y creernos el cuento de la madurez. Dos historias me marcaron. La primera: lo importante de no disminuir la importancia de eventos o cosas que sí nos importan para proteger nuestro ego en caso que no resulten, porque tiene como consecuencia que estos mismos eventos no nos alegren o emocionen tanto cuando pasan. La segunda: ser valiente no tiene una única cara. Para una persona extrovertida y osada, ser valiente puede ser no responder un insulto y empezar una pelea. Para una persona introvertida, ser valiente puede ser exactamente lo contrario: responder un insulto y defender su opinión.